Reference: https://en.wikipedia.org/wiki/Tree_swing_cartoon

Muchos entrenadores que trabajan con nosotros nos piden que creemos las funciones A, B y C porque eso les permitiría dar un mejor servicio a los deportistas. Hoy os voy a contar porqué el 90% de las veces tenemos que rechazar sus propuestas.

Todos los días me hablo con entrenadores y lo normal es que empiecen por alabar una parte de la aplicación y a continuación empiecen a pedir nuevas características en la app para ahorrar tiempo, conseguir más métricas del entrenamiento, etc. Es como lo que decía mi padre; “hijo, has sacado un 7 en el examen. Está muy bien pero si hubieras estudiado seguro que sacabas un 9“. Parece que nunca es suficiente.

Me encanta hablar con los entrenadores. Aprendo, entiendo mejor cuales son los problemas con los que se encuentran en el día a día y cómo podemos ayudarles a solucionarlos. Estas conversaciones son la clave para desarrollar una herramienta a medida, útil y que os enamore. Suelo anotar todo lo que se habla y siempre me comprometo a enseñarles un prototipo de la solución en menos de 24 horas.

Estas conversaciones son la clave para desarrollar una herramienta a medida, útil y que os enamore.

Las dificultades empiezan a aparecer ya desde el primer minuto. El entrenador tiene en su cabeza una idea maravillosa pero en cuanto empieza a expresarla y la pintamos en el papel, simulando como si fuera la aplicación móvil, ya empieza él mismo a ver cosas que en su cabeza no aparecían.

Muchas ideas no pasan de esta primera fase. La segunda dificultad que hay que superar es el cómo vamos a permitir que esa idea sea fácil de ejecutar. Todo lo que lleve más de unos cuantos clics – o pulsaciones con el dedo en la aplicación móvil – es un esfuerzo que no solemos aguantar. Si es complicado, cerramos la aplicación y la desinstalamos.

Normalmente lo que en la cabeza era sencillo ahora que lo hemos dibujado ya no lo es tanto. Aun así, un buen porcentaje de ideas llegan a esta fase. Con dedicación por nuestra parte y escuchando vuestras ideas solemos encontrar una forma para llevar a cabo lo que nos pedís.

La tercera etapa consiste en estudiar si realmente el entrenador va a utilizar la característica que está pidiendo.

La tercera y última etapa, por sorprendente que pueda parecer, consiste en estudiar si se va a utilizar la característica que se está pidiendo.

Muchas veces nos adelantamos y desde el principio preguntamos el por qué y el para qué. No saltamos a la segunda y tercera etapa sin haber respondido a estas preguntas. A veces no hay recibimos una respuesta en primera instancia pero profundizando llegamos a la respuesta y entonces seguimos avanzando en el proceso.

No avanzamos si no sabemos el por qué y el para qué

Todos nosotros solemos centrarnos en las excepciones, nos llama la atención la situación que pasa una vez al mes y pasamos por alto el problema – grande o pequeño – que tenemos todos los días.

Para nosotros es clave priorizar. Si desarrollamos algo para ti es porque te va a aportar valor. Un botón que solo utilizas un día al mes, créeme, te va a molestar. Puede que el día que lo tengas que pulsar te ayudará pero los otros 29 días del mes te estará molestando y te acordarás de nosotros 😉

Resumen

Algo menos del 40% de las peticiones que recibimos, una vez analizadas, son descartadas porque no van a aportar un valor real al usuario de la aplicación.

El 50% de las ideas son ideas muy interesantes y las trabajamos con los entrenadores, organizaciones, usuarios…

En algo más del 10% de las veces nos hacéis el trabajo muy fácil. La idea nos encanta y la entendemos desde el primer momento. Estos casos los llamamos los “WOW!” y cuando pasan son alucinantes.

Si echas algo de menos en la aplicación estaremos encantados de escucharte 😃

Puedes enviarnos un comentario a través de Contacto o hacerte Partner y empezar a disfrutar de todas las ventajas de Kyperion.

Página principal del blog