Consejos de un deportista del montón para construir relaciones duraderas con su entrenador.

  1. Habla con todos
  2. Apréndete mis carreras
  3. No envíes un mismo plan de entrenamiento

Habla con todos

Puede sonar bastante obvio pero en un grupo de 30 personas es muy difícil que el entrenador hable con todo el mundo. Por un lado están los deportistas que son muy sociables y se hacen colegas de todo el mundo. Por otro están los que siempre llegan pronto (y los que siempre llegan tarde).

La comunicación cercana y continua con el cliente es fundamental.

Apréndete mis carreras

Y la razón es que puedes meter muy fácilmente un comentario al final del entrenamiento del estilo: “Pepe, haz 3 series más que te van a poner fino fino para la Media de Guadalajara“.

Pura psicología. Me estás puteando con 3 series más. Sí, pero estás prestándome atención y esa atención es la que nos gusta cuando pagamos por cualquier servicio.

Merece la pena meter comentarios personalizados para cada miembro del equipo. Estaré más tiempo en el club.

No envíes un mismo plan de entrenamiento

Sé que probablemente no esté pagando tu tiempo como lo mereces pero eso no es excusa. Sé que no vas a llevar a todo el mundo con un entrenamiento super personalizado, no te pagamos por eso, pero no cuesta nada hacer que parezca que sí que lo haces.

Consejo: no envíes a 30 personas el plan semanal. Disimula y pon a la gente en copia oculta o haz pequeños cambios y crea mini grupos. Lleva un poco más de tiempo pero mejoras tu imagen de marca.

Hazme sentir especial

Todo se resume en Hazme sentir especial. Nadie quiere ser un número más.

Si hoy en día sigues utilizando los correos, Excel, PDFs…para hacer la planificación y el seguimiento de los deportistas y no trabajas tu imagen, cuidado, cualquier otro entrenador se va a llevar a tus deportistas.

Si quieres, puedes seguir leyendo sobre cómo dar un mejor servicio en la guía para los entrenadores de Kyperion.